lunes, 12 de marzo de 2012

Deja Bu... Bustos Fierro #UnMilagroParaAgustin

Hace poco menos de un año, fue cuando salió en los medios y redes sociales la campaña #UnMilagroParaAgustín de la familia cordobesa Bustos Fierro. La misma buscaba juntar la suma de 1,3 millones de u$s para llevar a Estados Unidos a operar a cada uno de sus tres hijos (suma total 3,9 millones de u$s). Esta colecta, despertó lo más profundo del sentimiento argentino, la solidaridad. Pero nunca se especificó con un diagnostico médico propio, la real razón por la cual no querían intervenir a los menores en el país, y si preferían correr el riesgo de una colecta tan difícil, sabiendo que tanta plata no se puede juntar en tan poco tiempo. Pero con el pasar de las semanas, esta causa se empezó a empañar por la negativa de la familia de recibir ayuda por parte del Estado Nacional, ya que eso cortaba automáticamente la colecta, recibiendo el pago de la estadía total en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, y total prioridad de parte de las autoridades del Hospital Garrahan. Sumado a eso, gracias a la denuncia de este blog, se demostró que el padre de los menores, gastaba fondos de la colecta en la compra de tres autos, y en servicios sexuales a menudo. Pero gracias a la intervención de un polémico familiar, el Juez Ricardo Bustos Fierro, la causa dejó de ser mediática, y poco se supo de lo que sucedió después de las operaciones que finalmente se llevaron a cabo en el país del norte, hasta ahora.
Sería muy bueno poder decir que cual cuento infantil la historia tuvo un final feliz, pero no es ese el desenlace del caso Bustos Fierro. Lamentablemente Agustín está mal, y ya no tiene chances de una segunda operación. Solo queda a la vera de rezar por un milagro real, que no sea empañado por las ambiciones materiales de quien lo rodean. 

También cabe decir, que en la misma semana que desde este mismo sitio damos esta noticia, se hizo conocido un segundo caso de un menor con una similar patología, que también tiene tratamiento en Estados Unidos, y en el cual sus padres recurrieron a la misma estrategia. La campaña se llama ¨Lautaro te necesita¨ y usa de imagen una foto del menor con un barbijo abrazando a un oso, tratando de pegar en la parte más sensible de la población. Personalmente, pienso que Lautaro no nos necesita a nosotros, necesita ser intervenido quirúrgicamente, del modo que sea. Yo, prefiero que nos invitemos a reflexionar, y que recemos para que el Gobierno Nacional vuelva a repetir el gesto, y en este caso la familia piense en todas las posibilidades, que no se cierren. Y aclaro que no es un juicio de valores lo que intento poner sobre este nuevo caso, sino una amplia reflexión.


Serie ¨BUSTOS FIERRO y Asoc.¨

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada