jueves, 2 de junio de 2011

Las victimas contra las violencias

El día 01/06/2011 estuve invitado en un seminario realizado en el local de La Cámpora Central, acerca de políticas contra la violencia de género. El mismo estuvo a cargo de la Dra. Eva Giberti -representante de la brigada ¨Las victimas contra las violencias¨, quien entre otras cosas nos explicó el proceder de la misma y nos habló acerca de su historia.
Fue en Febrero de 2006 cuando el entonces Ministro del Interior, Aníbal Fernández, se puso en contacto atravez de su secretaria con la escritora del libro ¨la patria fusilada¨ (entre otras obras) solicitándole a esta una reunión para coordinar políticas contra la violencia de género que estaba aconteciendo en el país por aquellas fechas. Y fue exactamente un 23 de ese mismo mes, que la doctora Giberti se presentó en dicho Ministerio vestida con una pollera y una remera (dato que parece irrelevante, pero que la misma destaca por cuestiones que tomaran notoriedad un poco más adelante) ante Aníbal Fernández, que la recibió en su despacho con la camisa arremangada sin un papel sobre su escritorio, solo con su portátil, la misma que no dejaba de teclear mientras hablaba. El mismo le comentó a la Dra. Eva el malestar que acontecía en el Gobierno Nacional tras el caso de Elsa Escobar (1) y que esperaban con el equipo de ella hacer un acompañamiento a las patrullas para un trato correcto a víctimas de violaciones y violencia, como así también su debido acompañamiento a las primeras a hospitales públicos para su revisión, contención, darles correspondientemente la pastilla del día después y el cóctel para prevenir VIH. Como si esto no lograra un grado espectacular de estupor en la doctora, desde su manejo en la computadora, el Ministro le confirmó a la señora Giberti que el Presidente de la Nación, Dr. Néstor Carlos Kirchner, se encontraba en el edificio y quería bajar a saludar a la escritora y agradecerle su incorporación a este proyecto de Gobierno, cuando esta siquiera había emitido un comentario aún, incluyendo esto cualquier clase de confirmación sobre su ingreso al proyecto. Fue en este instante cuando al ver que el ministro se arreglaba la camisa y se ponía el saco que la doctora tomo noción de que estaba vestida de pollera y remera, recibiendo la visita del primer mandatario de Estado. Al llegar este, agradeció la incorporación de la misma, y pidió actuar también con ¨los tacos de punta¨ contra la prostitución infantil (o mejor dicho, menores víctimas de delitos sexuales) y brindo un abrazo celebrando esta incorporación que ya estaba dada por echa. Terminada esta visita del primer mandatario, Aníbal le preguntó a Eva Giberti si estaba de acuerdo con todo lo planteado, a lo que esta respondió ¨Aníbal, usted sabe que quiere decir presión política, no?¨. Posterior a esta frase, el ministro terminó de sorprender a esta diciéndole que necesitaba que confecciones, aparte de un equipo para efectuar el rol de brigada, dos leyes para presentar contra las problemática ¨Violencia Familiar¨, y también le comentó que en cada visita a provincias que realizaba junto al Presidente se acercaban menores de edad a ofrecerles a estos y a todo su equipo ¨sexo oral¨, y que no solo lo indignaba esto, sino que temía que algún sinvergüenza pudiera aceptar favorecer a estos delitos. Por esto último pidió especialmente la confección también de una ¨Ley de trata¨.
Esto es básicamente como aconteció el inició de una brigada que funciona desde el mismo mes en el que tras el pedido explicito del Dr. Néstor Carlos Kirchner y del Dr. Aníbal Fernández se implementó. La misma funciona de forma activa en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, porque a pesar de las trabas que el Gobierno Macrista le impone a la misma, es la Policía Federal la única que está preparada como para proceder en forma conjunta a estos profesionales hoy en día. Se busca desde la misma a acompañar a víctimas de violencia de género psicológicamente, y legalmente en los casos que lo consideren necesario. También actúan en casos de violaciones escuchando a las víctimas y acompañándolas a la revisión médica, habiendo logrado desde la brigada un cambio radical en el protocolo de la misma. Hasta hace un par de años, una víctima de violación, tenía que ser atendida en el Hospital Álvarez, después por medicina legal, y por último en medicina forense ya que el poder judicial no reconoce a la medicina legal, y por eso obligaba a pasar por esta tercer revisión a las mismas, donde el trato ocasionalmente se alejaba del correcto (En la mayoría de los casos hasta la corrección aplicada, después de esperar varias horas, llamaban alzando la voz a la víctima, al grito de ¨La Violada¨). Ahora gracias a un tratado que va a ser rectificado en breve con una unificación de protocolo en todos los procesos, que solo se hará una revisión en el Hospital Álvarez, realizada por un médico del mismo y un médico legal al mismo tiempo.
Históricamente la victima de violencia de género era pasivizada tanto por su victimario como por quien debería trabajar con ella. La idea de la brigada es plantear como ideología de transformar en sujeto activo a las mismas, por eso el nombre ¨Las victimas contra las violencias¨. 
Desde el género masculino debemos ir trabajando en fulminar el machismo reinante, impuesto por el ¨patriarcado¨, ya que el porcentaje de victimarios masculinos en casos, tanto de violencia como de violación, es del 85%. Esto quiere decir que hay que evitar cualquier modalidad peyorativa en torno al hablar de una mujer (o de cualquier persona), evitar la persecución por celular o en persona preguntando en exceso (Donde estas? Hasta que hora? Que hiciste?) escudándonos en eso que llamamos ¨amor¨ o ¨celos¨. Y demás está decir que, ante la primer necesidad de violentarse con alguien físicamente, visitar a un psicólogo/psiquiatra como se crea pertinente.
Y en cuanto a las mujeres, que les puedo decir que ya no esté dicho? No se dejen violentar, nada de lo antes mencionado tiene que ser permitido. Ante la primera muestra de violencia (Si, eso que ustedes escudan en ¨ay! Me ama... por eso es celoso¨, es el principio de una relación implícitamente violenta) los mandan a freír churros, y si esta violencia se transforma en explicita, llaman al 137 (Brigada contra la violencia de género) si están en Ciudad Autónoma de Buenos Aires, o a la Policía 911 si están en otra Provincia.
Mañana estaré publicando una nota mucho más fuerte que refiere a la violencia de género, contada desde adentro. Si sos vecino o conoces un caso de algún familiar que este sufriendo violencia, comunicate también!! Podes salvar una vida! (2)

(1) El caso de Elsa Escobar aconteció a fines de 2005, cuando tras varias denuncias de acoso por parte de un miembro del consorcio en la policía, las cuales jamás fueron tomadas en cuenta, el personaje en cuestión logró ingresar en la casa de la mujer, violarla y asesinarla. Pero no conforme con lo haber violado y asesinado a la mujer de 56 años, también violó y dio por muerta a su hija de 12 años, quien tras haber sido reanimada por el servicio médico horas más tarde, denunció que el acosador y homicida de su madre, es quien había sido advertido a la policía meses antes, y que la misma no dio curso a la denuncia pertinente.
(2) En el año 2010, 260 mujeres murieron como víctimas de violencia de género. De aquí el nombre de la famosa campaña encabezada por el Candidato del Frente para la Victoria Alex Freyre ¨260 Hombres contra el Machismo¨.

No hay comentarios:

Publicar un comentario