domingo, 5 de junio de 2011

Efecto colateral - Recuperando mis sueños [Capitulo 1]

Como lo había prometido, aquí esta parte de mi historia. Este texto fue escrito en Julio de 2009 con motivo de celebrarse el primer aniversario de mi nueva vida. Vida que va mutando, vida que con golpes nos enseña sobre debilidad, y con lágrimas forma nuestra fortaleza. Es hoy, más que en otra ocasión una fecha especial para publicar esto aquí, luego de anoche haber vivido un deja vu de lo que fue aquel infierno acontecido entre 2007 y 2008 para quien les escribe... Así que aquí tienen... 


Efecto colateral - Recuperando mis sueños [Prólogo]

Capitulo 1:

Historia de una relación toxica

 
En el día de la fecha podría decir que estoy cumpliendo mi primer año de vida, ya que el 08 de Julio de 2008 fue el día en el que cerré los ojos a una pesadilla de más de un año de violencia tanto física como psicológica.


             Fue  en Abril de 2007, mientras estaba en la grabación de una publicidad para una muy importante compañía de telefonía celular de Argentina, conocí a una persona que desde el primer momento que lo vi sonreír, no pude sacarlo de mi mente. Un chico trigueño, de 20 años en ese entonces con un muy buen porte, muy bien vestido. Hablamos poco y nada mientras grabábamos algunas escenas del comercial de esa empresa hasta finalizar la jornada, en donde le deje mi email para que me agregara como contacto y así poder conocernos. Durante las siguientes semanas cada vez que iba a iniciar sesión en mi Messenger esperaba ver un mensaje de admisión suyo, ya que yo no tenía otra forma de ubicarlo más que esperar. Pasaron así 3 meses de fijarme día a día si este me había agregado, hasta que me llego finalmente un mensajito de aceptación que me llamo mucho la atención, pero no era él… Era una chica que decía ser su novia... Al día siguiente volvió a conectarse, pero desde esa misma casilla esta vez era él… Ese no era un buen día en mi vida ya que si bien estaba realizando trabajos esporádicos como actor y modelo publicitario, necesitaba un trabajo fijo para mantener mis gastos y aparte me sentía muy solo respecto al tema amistades. Fue por eso que esa noche tuvimos una charla mía MSN que promedio las 3 horas, en la cual hubo risas, llantos y muchos momentos memorables. El me confeso que con la chica que se había presentado como su novia hacia un año que había tenido una hija, la cual falleció al poco tiempo de nacer, yo le había contado los males que estaba pasando con respecto a mi ámbito laboral, económico y sentimental. Antes de finalizar la charla me confeso también que el no era homosexual declarado, pero que tenia ganas de conocerme. Por eso mismo acordamos vernos al día siguiente, en el centro de Buenos Aires. Así fue que a las 21:45hs. nos encontramos en el centro de la Capital porteña, estuvimos charlando durante unas horas en Puerto Madero y posterior a eso fuimos a un hotel donde pasamos la noche. Fue desde aquel día, en Agosto de 2007 que jamás nos separamos. En la segunda semana, ya formalizando la relación, para alivianar mi situación económica el me invito a vivir en su departamento, en una zona alejada por el lado sur de Buenos Aires y fue así que me lleve todas mis pertenencias, muebles, ropa, electrodomésticos y demás a su domicilio para quedarme definitivamente ahí. Tan solo un mes y dos semanas después, para mi cumpleaños 24 nos comprometimos en un Púb. de Palermo.



Ya a esta parte uno se preguntara… ¿Por qué tan rápido? ¿Qué te puede motivar?



Los motivos pueden ser muchos, y pueden diferir según el tiempo y la visión de cada individuo. Hasta mi visión acerca de eso ha diferido muchísimo a la actualidad. Al principio creí haber encontrar el amor, hoy en día creo que de forma mas certera podría decir que fue una gran atracción física, sumada a una gran necesidad de contención.

              A partir del día del compromiso fue cuando las cosas empezaron a tomar diferentes matices que dieron comienzo a los problemas que con el pasar de versos verán (por desgracia) como fueron incrementándose. Ese día estuvieron invitados mi madre, mi hermana mayor, mi mejor amiga y por parte de su familia su madre y 3 hermanos mayores. Al salir del Pub, charlando con mi mejor amiga, mi hermana y él, nos cruzamos con un ex participante de un programa televisivo con el cual yo había tenido pequeño affaire en un boliche (fueron solo besos, nada mas) y desde lo mas naif de mi ser, tras ver una actitud atrevida de este personaje se me ocurrió decir ¨Con vos mas del beso nada mas querido ¨ Para que… Ese comentario para lo que siguió de la noche fue como una excusa perfecta para que me torture psicológicamente durante toda la noche. Sus actitudes de sobreprotección hacia mi empezaron a tornarse intentos de destruir mi integridad y boicotear mi autoestima, encubiertos por aquel paradigma que llamamos ¨amor¨. A Las manifestaciones de sometimiento, que obviamente al estar en una relación de noviazgo inicialmente uno lo toma como una cariño y preocupación, suelen ser causa menor en ese entonces, pero son una bola de nieve que tiempo después serán el causante de grandes tragedias personales.
               Primero comenzó a poner restricciones con el tema de los contactos. Durante muchos años maneje foros en paginas Web de muchísima actividad y ya tenia en mi haber muchos años de salidas nocturnas, por lo que tenia un exceso de datos de gente tanto en mis emails como en mi celular. ¨No quiero que te hables con tal persona¨, ¨Me parece que deberías borrar gente de tus mails¨, ¨ si me amas quiero que cierres tus blogs y tus foros¨. Y como de mi parte había un cariño muy grande hacia él, con gusto cedía en todos sus pedidos. Después fueron las costumbres... ¨No quiero que escuches la música que te gusta¨, ¨¿No sos capaz de aguantarte escuchar un CD por mi? ¨  Si tenia ganas de comprarme un caramelo, tenia que conformarme con verlo en la vidriera de un kiosco, ya que estando con él no podía, porque todo gasto que yo quería realizar era en vano, en cambio si era pedido por él era necesario...



Pero esto cada vez iba empeorando, después de los contactos y los gustos empezaron los planteos acerca de la familia ¨Tu mamá es una HDP no te voy a dejar que la llames porque te hace mal¨, ¨Tus hermanas no te quieren, no les ruegues amor¨ Y ya sin tantas ganas, en algunas cosas cedía, pero empecé a imponer mis pensamientos acerca de cada uno de los planteos que no creía adecuados, pero esto desencadeno en nuevas problemáticas que realmente no eran esperadas para mí. El siempre me había hablado de las situaciones de violencia que le habían tocado ver con su madre y su padre durante toda su infancia. Y supuestamente esas cosas a él lo bloqueaban, pero ahí comenzó a demostrar lo contrario.


            Finalmente empezaron las tormentas más fuertes... En Noviembre de ese mismo año fue cuando por primera vez comenzó a humillarme gravemente como ser humano, degradándome como persona, y tratando siempre de bajar mi autoestima, para poder así tener mas alta la suya. Lo más normal en personas como esta es que comiencen a colgarse de tus errores y a exagerarlos justificando que alguna vez los cometiste. En esa época cuando yo comenzaba a sentir cosas que no me gustaban de su forma de ser, tuve la necesidad de hacérselo saber y contestarle a sus malos tratos, y eso devino en una nueva etapa, una nueva problemática, la violencia física. Primero eran gritos…            Después fueron gritos y agarrar cosas como vasos, platos, romper vidrios de puertas, espejos y sobre todo pertenencias de valor sentimental mías y romperlos contra el piso o directamente tirandolos encima de mí… Y mas adelante empezaron los golpes. Una de las primeras veces que me golpeo fue en plena calle. Apenas renunció a su trabajo para ¨conseguir un trabajo en el cual podamos estar los dos juntos¨ comenzamos la incansable búsqueda de una empresa en la cual podamos coordinar nuestros conocimientos y que encima den los horarios y que necesiten tomar dos personas. Cada trabajo en el que quedaba solo uno de los dos era automáticamente rechazado (una vez, como ejemplo fui convocado para actuar en una película en la que estaría Leonor Benedetto de protagonista, y como él no había sido convocado nunca en un trabajo así, me pidió que por amor, renuncie a ese ofrecimiento).

Fue un día que al salir de una entrevista íbamos camino al subte (yo llevaba un maletín con los curriculums vitae y otras cosas, ya que él no le gustaba llevar ni mochilas ni cosas que le arruguen la ropa o le quiten presencia) tras un cruce de palabras adversas agarró mi maletín, y lo tiro contra el piso rompiéndolo, cuando le reproche por eso y le dije que me iba a tomar el subte solo para irme a lo de mi hermana fue cuando por primera vez me pego tres trompadas y me dejo sangrando la nariz y la boca. Minutos después vino un policía que estaba vigilando la estación subterránea, automáticamente nos separo y pregunto que había pasado. Fue en ese instante que él se puso a llorar y comenzó a rogarme disculpas. Congojado por esa imagen, ya que me creí realmente que sentía culpa por lo que había hecho, dije que no había pasado nada, que había sido un accidente, y termine yéndome con él… con mucho miedo, pero también con mucha congoja por haberlo visto tan mal. Después con los días siguieron las discusiones, un poco mas Light, pero cada tanto volvía a subir el tono.



Una noche a principios de Diciembre tras una pequeña discusión agarró todo el juego de vajilla y lo fue tirando por toda la casa rompiéndolo, rompiendo algunos de los espejos y hasta la puerta de vidrio del horno, para después pegarme muy fuerte en los ojos y la boca, dejándome marcas de moretones en ambas partes. En un descuido logré llamar a la policía, pero para cuando se llegó a escuchar las sirenas fue cuando me amenazó a que me calle, y apago absolutamente todas las luces de la casa, para dar la apariencia de que no había nadie allí, y no respondió a la puerta. Durante una semana no dejo que salga de la casa, hasta que se me cicatrizaron las lastimaduras de la cara. Solo una de sus hermanas, quien vivía en el mismo PH que nosotros (a dos casas) logró accidentalmente verme.



Mas adelante en ese mes, entrando en la fecha de las fiestas se acercaba un dilema. Yo realmente quería y necesitaba pasar las fiestas con mi familia, pero también sabía todas las cosas que él siempre decía acerca de mi madre, mis hermanas y demás. Acercándose la fecha me dijo que estaría bueno que mi familia fuera a festejar las fiestas a esa casa, pero había una condición que recién mas cerca de la fecha sabría. Y era que debía darle una carta a cada uno de los integrantes que vayan, a mis tres hermanas, a mi abuela, a mi mamá y a su marido. Pero uno de los golpes más bajos estaba en la carta de mi madre, que por decisión y convencimiento de él sería escrita con ayuda de su madre (que esta igual de loca que él. Y se va por la vida haciéndose pasar por una buena madre de corazón de las victimas de su hijo, pero lamentablemente eso no lo supe hasta después de un tiempo de pasada esa pesadilla) y en esta misma ambos hicieron muestra del veneno que llevan dentro y de la necesidad de vulnerabilizar a la gente que los rodea para sentirse mas poderosos. La navidad paso, dejando mas cortado aun el lazó con mi familia tras esas cartas malditas.



Y llegó el final del año. Para festejar el fin de año él quiso gastar la mayor parte de la poca plata que teníamos en comprar bebidas alcohólicas para invitar gente a la casa y tener un festejo juvenil. Pero antes quiso ir a festejar junto con mi mejor amiga en el que supo ser uno de los mejores boliches del ambiente gay del país, Amerika. Fuimos el día 30 entonces al boliche, le dejamos las llaves del departamento a mi amiga junto con la billetera y el teléfono celular y nos dispersamos por ahí para perder un rato a las chicas para poder estar solos. Poco tiempo después quiso que vayamos al sector reservado, donde me propuso que estemos con un tercero (no en discordia, sino para discordia) y así fue. Cuando estábamos con esa tercera persona, me sugirió que no quería verme interactuar a mí con ese chico porque le iba a hacer mal, y diez minutos después me pidió que le dé un beso… Cuando volvimos a la pista principal a buscar a mi amiga, empezó a hacer escándalo porque yo le había metido los cuernos con otro a lo que recibió como respuesta de mi parte un cachetazo (si, por mas de que sea considerado un golpe ¨ femenino ¨ no soy un hombre violento y lo encontré como única forma de defensa) y de ahí nos fuimos afuera del boliche (a la avenida Estado de Israel) dejando a los demás adentro, olvidando que tenían nuestras cosas. Estuvimos hablando cerca de dos horas, en esa discusión, tras haberle solicitado romper nuestra relación, este se negaba diciendo que si eso se cumplía, el se quitaría la vida para que quede esto en el pesar de mi conciencia. Esperando mientras ver si salían las chicas para poder recuperar la plata para viajar y las llaves para entrar en la casa, pero mientras el tiempo pasaba la charla se iba tiñendo de gris a gris oscura, y de gris oscura a negra. Fue así como decidí decirle que ese día había sido el punto final en la relación, que no daba para más eso porque nos estábamos enfermando diariamente y ya no había nada bueno entre nosotros. Sus amenazas comenzaron a acrecentar, sus técnicas de psicópata desde el papel de víctima vulnerable ponían en duda desde la bajísima autoestima que tenía entonces la necesidad de luchar por mi integridad o no. Hasta que después de tres horas le termine diciendo que ya no sentía nada por el, y que me quería ir a la casa de mi mamá. El me miró, se levanto y me dijo ¨esto lo hago por vos¨ camino hacia la calle, hasta el carril por donde pasan los taxis despacio para levantar pasajeros y se tiro encima del capot del primero que apareció (yendo a una velocidad extremadamente lenta) y cuando el taxista se asusto y freno automáticamente cayó sobre el asfalto de una forma actoral que entraría perfectamente en una terna de los premios de la academia. Y mas aun sabiendo que después lo acompañaría una actuación digna de un actor de primera línea haciéndose el que no tenia conciencia para que venga la policía, se lo lleven en ambulancia a un hospital, que ahí tuve una muestra hermosa de la discriminación que ejercen los médicos al no llevarme en la ambulancia con él siendo la pareja porque no era correcto llevar a una pareja de un hombre si la misma no era de sexo femenino. Llegamos por medios separados al hospital y aprovechando que ¨no estaba consiente¨ (fingía estar desmayado) llame a su madre para que se venga a hacer cargo de la situación y a mi mamá llorando explicándole todo y pidiéndole que me venga a buscar. La madre de él comenzó a hacerse problema porque no tenía ganas de gastar plata en un remis a buscar al hijo, y en cambio la mía estuvo a los 25 minutos para llevarnos a él y a mí a un restorán para desayunar algo y hablar. Estando mi madre presente ella trató de explicarle que yo no quería estar con él, que tenia que comenzar terapia, porque no estaba bien y mientras él solo replicaba los dichos de mi mamá, yo solo escuchaba y lloraba ya que no aguantaba mas el sonido de su voz siquiera. Una hora después apareció la madre con uno de sus hermanos que trabaja de remisero y que le cobró el viaje debido a que no tiene (como ninguno de sus 7 hermanos) buena relación con él. Y entre esta señora y mi mamá le dijeron que él se iba a ir con su familia y yo con la mía y ahí por primera vez demostró antes varias personas cercanas lo enfermó que estaba comenzando a los gritos y con golpes para todos lados tratando de impedir que mi mamá me lleve con ella. Miren el escándalo que habrá armado que hasta un policía tuvo que intervenir la situación.



De ahí me llevaron a la casa de mi hermana mayor, para que me dé una ducha para tranquilizarme, ya que no podía dejar de llorar. Pero a la vez pensaba en las palabras que mi madre me había dicho acerca de que ese mismo día me iba a ir a cortar el pelo, a comprar algo de ropa para ponerme lindo, y después iba a empezar a buscar un trabajo para poder comenzar a reconstruir mi vida, junto al comienzo del nuevo año. Y eso me daba oxigeno, porque estaba palpando esa cosa llamada VIDA, y eso me gustaba. Mientras él finalmente se fue en el auto con mi hermana mayor, que estudia Psicología para poder intentar que entre en razón y no que simplemente se vaya con su madre y hermano y se termine suicidando o haciendo alguna locura. Si bien fue un punto fatal en mi historia hasta ese entonces, tuvimos corazón y no quisimos que le pase algo malo, por más de que en cierto punto pueda ser merecedor de algo así. Pero aquí vino la clave de un nuevo error. Pocas horas después de que mi hermana mayor se lo llevo, él se comenzó a mostrar tranquilo y asumiendo su error, pero que como ¨ser humano¨ merecía una segunda oportunidad porque realmente me amaba (lo que mi hermana no sabia es que ya había tenido ¨una segunda, una tercera y hasta una décimo novena oportunidad¨ por así decir). Y así fue, ella lo alcanzó hasta la casa, y solo entró y me dijo ¨te venís conmigo¨. Cuando llegó yo estaba durmiendo por el efecto de un tranquilizante que había tomado y realmente no entendía nada, era como pasar de un sueño directamente a una pesadilla, nada más que la segunda era real. Y me dijo que en el camino me explicaría… Y me fui nuevamente con él. Desde ese día directamente no volví a tener contacto con mi mamá, ni con mi familia en general por varios motivos. Por la decepción de ellos por haber terminado yendo nuevamente con este psicópata y también por prohibición de este mismo, que era sabido que no me dejaría ni a sol ni sombra tras lo ocurrido. Ese fue el peor comienzo de año de mi vida, como lo eran mis días en ese entonces. Era acostarme a dormir pensando en cuando terminaría esa pesadilla, y despertarme cual ingresando en una pesadilla al ver que esa realidad aun persistía.



Pero el infierno siguió, y aun no habíamos tocado fondo. A todos los problemas que ya había se empezó a sumar que no solo no me dejaba buscar trabajo, sino que también él había dejado el suyo para que empecemos un proyecto laboral en común, el cual no aparecía. Fue para principios de ese año que encontramos una propuesta en una editorial de revista, en la zona sur de la provincia. La oferta era sumamente ambiciosa y daba las posibilidades de ganar mucha plata tras la venta de anuncios para las tiendas de toda la provincia, para las revistas de las cuales era responsable la empresa. La supuesta forma de pago era por acuerdo, y podía ser semanal, quincenal o mensual tal como lo requeríamos nosotros. Por comodidad con el pago del alquiler del departamento elegimos la modalidad de pago por mes, pero con la posibilidad de hacer retiros de adelantos en caso de ser requerido. Casi terminado el primer mes y con varios avisos vendidos (por una suma que alcanzaba al valor del haber total), solicitamos que nos hagan el pago de un adelanto del sueldo a cobrar, pero el dueño de la empresa grafica comenzó a poner excusas y finalmente no nos realizo ningún pago. Tras haber trabajado casi dos meses reclamando los haberes que se nos estaban adeudando, ya que ni el sueldo mensual se nos estaba pagando, dejamos de trabajar y pasamos esto a manos judiciales. Pero esto además de traer mas problemas entre nosotros, por el desgaste de los nervios y los problemas económicos que se seguían sumando (mas aún a la hora de pensar que a sabiendas de la plata que íbamos a cobrar por ese trabajo, los gastos crecieron gradualmente y el endeudamiento fue aun peor) esto iba a dejar un hueco que podría tildárselo de trampa mortal…. Las deudas se acrecentaban segundo a segundo, esto traía como cola reacciones más fuertes, más peleas, más violencia. Pero había algo mas que podía llevar a otro nivel este infierno diario. Él tubo la idea de que siendo los dos jóvenes, y sabiendo hacer masajes se podría ofrecer el servicio de ¨Masajes Eróticos¨ a empresarios y personas de nivel alto. Con una total negación de mi persona hacia ese desenlace laboral terminamos otra vez peleando. Pero con el correr de las semanas esta idea termino siendo realidad y sumando unos 4 clientes fijos semanales y algún que otro esporádico. Es horrible, al menos para mí que no estoy acostumbrado a eso, sentirse usado sexualmente por personas que jamás llegarían a excitarte un poco al menos por 150 pesos. Todo bien respecto a la gente que si esta acostumbrada a eso, pero aun así habiendo estado un tiempo por obligación de parte de él jamás me sentí cómodo haciendo eso, él estaba en su salsa, pero a mi me daban ganas de sacarme la piel para no sentirme así, y hacer lo contrario determinaría mas golpes y mas violencia.



Así de esa misma forma terminamos llegando a un empresario de muy alto nivel que daría (por suerte) un quiebre final a esta situación. Era un hombre de muchísima plata, no importa nombrar el rubro en el que trabaja, que vivía en la zona de Recoleta en un piso que era asombroso. Pero la actitud de mi pareja ahí cambio completamente, la ambición por tener plata de forma fácil hizo que desde ese día quede completamente cegado ante ese empresario, hasta llego a pedirle a una conocida en común que teníamos que le haga un ¨trabajo¨ para unirlo de forma sentimental y sexual (Solo a él) a ese señor. Y esto dio lugar a nuevas actitudes de parte de él, ya que ahora su interés general estaba situado en este señor que podía cambiarle la forma de vida y su devolverlo a la vida con plata y contactos como  tanto él soñaba. Su actitud hacia mi comenzó a ser mas reacia y yo solo tenia a su madre para apoyarme y poco a poco comencé a contarle todo esto que estaba pasando.



Una noche del mes de mayo él arreglo para ir junto con un taxi boy conocido para ir al departamento de este empresario sin (por suerte) incluirme ya en ese plan. Aprovechando que él iba a ese lugar durante un par de horas me pidió que yo aprovechara ese lapso de tiempo para ir a ver a mi mejor amiga y le pida que a través de su madre o de su hermana mayor hagan ese ¨trabajo¨ de unión. Finalmente fui a verla, pero la charla estuvo totalmente desviada a pedirle ayuda contándole un 100% de lo que realmente estaba pasando dentro de esa casa (que mas que casa era una prisión para mi) y descargarme un poco toda la angustia que había dentro mío. Luego de esa hablar con ella volví a la casa y en un intento desesperado llame a la madre de mi pareja, a mi hermana mayor y a mi mejor amiga mientras empacaba algunas cosas mías, recuerdos, ropa y algunas colecciones de CDS y mas que tenia, hablando con ellas lo único que hacia era llorar y decirles que quería irme, en ese momento mismo. Pero había un problema en el medio. Ya eran la 1 de la mañana casi, y a esa hora en ese barrio alejado de la zona sur no había colectivos y tampoco había alguna casa de remis abierta. Fue así como en la desesperación de buscar algún medio para salir de ese infierno, recibí un llamado de él… Que de muy mala forma intento sacarme el porque no podía comunicarse (ya que yo estaba hablando por teléfono) y le daba constantemente ocupado. Ahí lo enfrente y le dije que me estaba yendo de la casa en forma definitiva y que no lo quería volver a ver nunca mas. Al instante se puso a llorar y entre gritos y lagrimas se tomo un taxi desde capital federal (gastando así toda la plata que el empresario le había pagado) hasta el departamento. Y apenas llegó, como era de esperarse, mas peleas, más violencia física y verbal, más de lo mismo de siempre.



Dos semanas mas tarde, era el cumpleaños de sus hermanas, que vivía en el mismo Pasillo del PH (la misma que había sido testigo de las lastimaduras con anterioridad) donde vivíamos nosotros. Fuimos al festejo donde tras una gran incomodidad, ya que él se lleva mal con todos sus hermanos, nos volvimos a nuestro departamento para prepararnos para salir a bailar, que si bien yo no tenia ganas, ya le había aclarado que obviamente si él tenia ganas lo iba a acompañar en su decisión (No me quedaba otra opción). Cuando ya estábamos en la casa, me pidió que lo peine (Ya que yo trabaje varios años en peluquerías, y quería ir con el pelo alisado). Cuando termine de peinarlo por un error involuntario le quedo una mecha de pelo electrizado y no le gustó y se fue en un ataque de histeria a encerrar al baño donde cerró la puerta de un golpe fuerte con el cual casi la rompe. Cuando salió le dije que no había problema que le arreglaba el pelo y empezó a gritar ¨que todo eso lo había hecho apropósito porque no quería salir yo¨ ¨que era un…¨ Bueno, quien este leyendo esta historia ya debe estar al tanto de las agresiones verbales que pueden salir en un momento así de manos de un psicópata como este. Pero no terminó de decir esto que me tiró directo a la cara con un cepillo metálico con el que lo había peinado, y tras haberme dolido ese golpe, cansado de tanta agresión, lo agarre de los brazos y lo empuje contra la cama y  estuvimos peleando cerca de media hora hasta que la pelea se trasladó a la cocina y en un ataque que minuto a minuto se tornaba mas desenfrenado en agarro dos cuchillas grandes, me las puso al cuello y comenzó a hacer una fuerte presión tratando vaya a saber uno si de meter mas miedo, o ya estando completamente cegado por la psicosis llegar a matarme. En este instante ya dejando todo intento de pelear lo único que hacia yo era llorar y rogarle que no me mate. Al mismo tiempo que pasaba eso dentro de mi casa, en el pasillo estaban entrando el menor de sus hermanos (con el que peor relación guardaba, ya que es uno de los pocos cuerdos en su familia), y algunas personas más, que escucharon los gritos, sobre todo los de exclamación que pedía que no me matase. Al toque de intentar ver que pasaba entrando en la casa, ya que la puerta no estaba cerrada, él les pidió a los gritos que se vayan que no era problema de ellos. Veinte minutos mas tarde se escucha que golpean la puerta y de la peor forma que pudo, bajo las cuchillas con las que me estaba amenazando y me dijo que le vaya a decir a sus hermanos que no pasaba nada, que era una simple discusión, y que vuelva a entrar… Pero no era ninguno de los hermanos…

Al haber salido la primera vez de la casa, automáticamente fueron y llamaron a la policía, pero no les dijeron simplemente que vengan, les explicaron que había una situación de sometimiento y agresiones contante y que ante la aparición de la policía era muy probable que él no diera lugar a participación de esta fuerza y que era necesaria una intervención urgente ya que si no, no sabían que podía llegar a pasar…



La policía llegó, y apenas abrí la puerta me tomaron del hombro viendo que tenia la cara marcada y que estaba estallado en llanto me preguntaron si yo era Fernando, el que estaba siendo agredido, y me sacaron sin mediar palabra con quien era mi agresor. Cuando este vio que me subían en el patrullero y no lo dejaban llegar hasta mi empezó a gritarle a los policías, los que le dijeron que si no desistía de esa actitud y no les entregaba mi documento de identidad, se iban a ver en la obligación de detenerlo. Una vez encima del patrullero el policía me preguntó si antes de irnos querría volver a buscar algunas pertenencias para no tener que volver a ingresar a esa casa solo en un tiempo, pero yo solamente le pedí que arranque, porque no me interesaba recuperar lo material, mas prioritario era recuperar mi vida. Posterior a esto, partimos hacía la comisaría primera de Varela, recibiendo en el viaje algunos comentarios fuera de lugar por parte de los uniformados, ya que estaba en una crisis nerviosa y de llanto terrible, y solo hacían preguntas en tono de burla refiriendo a la inclinación sexual.



Y así fue como comenzó mi proceso de liberación, solo puedo agregar a esto que esas dos horas que estuve en la comisaría hasta que me fui, fue la primera vez en mi vida que llore sangre… Era tanta la angustia que tenia por dentro, era tanto el dolor que había acumulado estando con esta persona que solo me quedaba llorar para limpiar mi alma…



Algunos se preguntaran porque quiero hoy publicar la historia de lo que viví... Fácil... Hay dos razones muy grandes que me llevan a traerles mi historia y ambas son de mucha importancia. La primera es un corte final para mi persona sobre el tema. Pasar del rotulo de victima a estar tranquilo conmigo mismo pudiendo reconstruir mi existencia día a día. Y la segunda, aun más productiva, es poder compartir esto con todo el mundo y sobre todo que les pueda servir mi experiencia a personas que estén pasando por situaciones similares o que sientan que están en una relación toxica.

             Hoy por hoy puedo decir que si tengo que darle una óptica positiva a lo que me paso, puedo decir que me cambio la forma de ser, y gracias a eso aprendí a cerrar mi corazón cada vez que alguien se acerca solamente para hacerme daño. Pero aun así sigo creyendo en eso que todos llamamos amor.

Capitulo 2: Un Último Día Gris [Próximamente]

2 comentarios:

  1. En nombre del amor algunos aguantamos cualquier cosa. Hasta la muerte. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Hola fer, amigo virtual,celebro que hayas podido salir de esa relación tóxica,`pero sabes que?, la persona que aparece en nuestra vida, es siempre la correcta, para bien o para mal, están ahí para enseñarnos, para hacernos más fuertes, para crecer con las experiencias, no fue buena, pero fue productiva, te enseño como no es el amor. El amor no lástima, no insulta, no degrada. Besos amigo y ojalá encuentres el amor verdadero.

    ResponderEliminar