viernes, 3 de junio de 2011

Efecto colateral - Recuperando mis sueños [Prólogo]

Recuperando mis sueños narra una historia real de vida que por suerte o por desgracia me ha tocado vivir y he decidido compartir con ustedes con el fin de que nadie tenga que pasar por una situación similar. La violencia de pareja es normalmente trasladada al caso de la mujer golpeada y el hombre golpeador, este es un caso distinto, pero no por eso único, ya que previo a publicar este texto, que era parte del proyecto de libro que pensaba publicar, he recibido mails de cientos de personas que están atravesando por la misma situación, solo que al igual que las mujeres que son o fueron violentadas por sus parejas… Es muy difícil poder contarlo.
Este libro esta especialmente dedicado a todas aquellas personas que a pesar de tener una vida difícil siguen estando de pie y afrontando la vida día a día con lo mejor de su ser. También se lo dedico a mi familia, sobre todo a mi madre (Que es una sola, gracias a Dios) que siempre bien o mal estuvo, esta y seguirá estando cuando la necesito.

Prólogo:

Recuperando mis Sueños

Sería prudente como inicio de este texto aclarar que la finalidad del mismo no es denunciar a una persona física, sino compartir con ustedes mi historia reciente y con ella poder ayudar a quienes estén atravesando situaciones de sometimiento y/o violencia de pareja similares quizás. En este caso no se trata del caso normalmente ponderado de la mujer que es golpeada por su marido o pareja sino por un integrante de una pareja homosexual. Normalmente ante la discriminación social y las obsecuencias que abundan a la hora de hablar de las sexualidades abiertas en la actualidad, ni se cruza por la cabeza de un ser humano común pensar en que los problemas de una pareja heterosexual pueden también estar en una pareja gay, al margen de que el machismo reinante en nuestra sociedad obliga a mantener esto mas oculto aún. 
Sé que aún mucha gente a la hora de hablar de homosexualidad abundan los comentarios acerca de enfermedades de transmisión sexual y un montón de cosas que estando en el año 2011, y ya teniendo aprobadas leyes igualitarias como el matrimonio, ya deberían de haber sido dejadas de lado hace rato. Siendo un hombre, con una elección sexual definida y declarada desde la adolecencia (Para ser exacto a los 12 años ya tenia definida mi sexualidad) puedo dar fé de que somos seres al igual que cualquier otro, y que las problemáticas de vida que tenemos que transcurrir pueden ser las mismas con distintas tonalidades quizás, pero no dejan de ser problemas alarmantes que merecen el mismo trato. Uno como ser humano es único y especial, y está en saber valorar eso la clave del éxito sobre quienes nos someten y maltratan. El titulo de este texto fue un simple derivado de lo que ocurre en cualquier situación adversa que nos ocurre en la vida. Por más de que el llamado ¨mal¨ deje de existir, siempre existe un efecto colateral que se ve reflejado en nuestras actitudes, nuestra personalidad y hasta nuestro modo de interrelacionarnos con los demás. A veces estos efectos son para bien y otras no tanto, pero lo bueno es tener la perseverancia sobre los sueños que antes del trauma uno llevaba de bandera y saber que ninguna meta es imposible en la vida. Sin más que agregar… Esta es mi historia.

Capitulo 1: Historia de una relación toxica [LEER] 

Vea también: Las victimas contra las violencias

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada